Ojo en Tinta visitó la Frankfurter Buchmesse y cubrió la participación de la delegación chilena en este evento editorial. Este es un resumen de lo que ahí sucedió.

El stand de Chile.

Por quinto año consecutivo Chile participó de la principal feria de libros del mundo, la Frankfurter Buchmesse (Feria del Libro de Fráncfort) en Alemania. El clima otoñal y la gran afluencia de público marcaron cada jornada e hicieron de esta experiencia algo inolvidable para la delegación chilena, tanto para quienes ya habían asistido, como para quienes —como nosotros— la visitaban por primera vez.

Durante esa misma semana en Chile se tejió un movimiento social sin precedentes, que dio paso al estallido social del viernes octubre 18 y que transformó para siempre la convivencia nacional, además de dar voz a las aspiraciones de justicia y dignidad de la gran mayoría de los chilenos.  

Esto fue lo que se vivió por allá en los días previos, con la delegación chilena viviendo los momentos clave de la Feria de libros más importante del mundo. 


Miércoles 15 de octubre y el inicio de la locura


En esta ocasión los autores invitados a participar de la delegación chilena fueron Carlos Franz, María José Ferrada y Benjamín Labatut, quienes cumplieron una importante labor en charlas y variadas presentaciones en los distintos espacios de la Feria.  

Carlos Franz.

En la presentación inaugural la autora nacional María José Ferrada habló del placer de la lectura, su proceso creativo y además presentó sus más recientes obras, entre las que destacó Animal, un libro en lenguaje braille que quedó en la selección de los 100 libros destacados del área infantil de la Feria de Fráncfort. María José también realizó una lectura de su libro Kramp para inaugurar el stand de Chile en la feria. En la oportunidad conversó sobre sus motivaciones al momento de crear y la diferencia que tiene escribir para adultos y para niños. 

El día jueves 17 de octubre, el autor chileno Carlos Franz participó en una mesa de diálogo con la autora brasilera Carola Saavedra, Leonardo Padura de Cuba y Patricio Pron de Argentina. Cada uno comentó, desde sus perspectivas, acerca de lo que significa escribir desde casa y lo que es hacerlo desde afuera. 

María José Ferrada.

Ese día María José Ferrada también participó de la charla “Cómo se escribe historia hoy” que se realizó en el Frankfurt Pavillion, un escenario techado instalado en pleno patio central de la feria; en esta instancia la autora chilena compartió con la autora María Cecilia Barbetta de Argentina, Luis Rufatto de Brasil y Gioconda Belli de Nicaragua. 

María José habló sobre cómo el silencio se convirtió en un modo de comunicación durante la dictadura en Chile. “Escribo mucho con dudas”, dijo sobre Niños, su libro de niños detenidos desaparecidos durante la dictadura chilena.

Si bien las actividades culturales están a la orden del día en la Feria de Frankfurt, también lo están las reuniones y entrevistas que los distintos miembros de la delegación llevaron a cabo.   


La representación editorial chilena


Durante la realización de la feria aprovechamos de conversar con la mayoría de la delegación chilena en Fráncfort. Este es un mosaico de sus experiencias y expectativas en el evento de libros más grande del mundo.

Daniel Blanco Pantoja, editor de Erdosain ediciones, nos cuenta que es la segunda vez que asisten a esta gran feria. “Queríamos venir para seguir moviendo nuestra editorial y ojalá estar presentes en todo el territorio hispanohablante. Lo bueno de venir es poder tejer redes, ver novedades y aprender poco a poco”.  

Carla Morales, de editorial Escrito con tiza, está por segunda vez en Fráncfort, y después de su primera visita en 2017 aprendió lo importante que es “arriesgarse y tomar una decisión editorial. Hacer redes fuera y también con miembros de la delegación (…) venimos a comunicar. promocionar Amor animal y Fiesta. Se vienen muchos proyectos”. 

Guido Arroyo, editor de Alquimia ediciones, viene por segunda vez y está entusiasmado por seguir aprendiendo de la industria, ver nuevos catálogos y que salgan nuevas ideas. “Vengo para observar, inspirarme y ser un agente continuo de derechos”.  

Muestra de libros en el stand de Chile.

Luis Cruz, editor de Librosdementira, ya ha estado presente en la feria y nos comenta que el mayor aprendizaje ha sido entender el mercado europeo del libro. “Tenemos la intención de que este año se pueda cerrar algún acuerdo para publicar fuera de Chile. Queremos tejer redes y vamos de a poco”. Y esperamos que siga en esa senda. 

Francisca Jiménez, editora de Ediciones Mis Raíces, nos contó que esta es su primera vez en Fráncfort, y que previamente había estado en las ferias de Bolonia y Guadalajara. “Quería estar en una feria que tuviera múltiples formatos”, comentó. 

Mónica Droulli Hurtado es directora de Editorial Noctámbula. “Somos una editorial nueva y refrescante”, comenta pues hace poco lanzaron su primer título llamado Paisajes, de Macarena Araya. Esta es su primera experiencia en Fráncfort, pero seguro tendrá muchas más. “Queremos conocer el mercado, ver cómo funciona a nivel internacional y después apalancarnos con el conocimiento adquirido”. 

Benjamín Labatut.

Francisca Muñoz de Sa Cabana es arquitecta y una enamorada de los libros. Esta es su séptima vez en la Buchmesse. “Me di cuenta de que faltaban editoriales especialistas en arquitectura”. Con el pasar de los años ha podido cerrar acuerdos de coedición, como el que realizó en 2017 con la editorial italiana List para la publicación del libro Más allá del urbanismo de Jeanette Sordy y en 2018 logró ser parte del stand exclusivo del pabellón de arte y arquitectura.

Carla Dominguez, editora de Editorial zig-Zag, participa por tercera vez en Fráncfort. “Mientras más visión tengas del mercado editorial, puedes tomar mejores decisiones”, admite. También comenta que gracias a instancias como éstas, “hemos traído libros de una variedad de países y que han tenido buena acogida”.  

Hacemos una mención también para Ebooks Patagonia, que cumplen 10 años como embajadores del libro digital de nuestro país, camino en el que han exportado a varios autores a otras partes del mundo. Es la séptima vez de Javier Sepúlveda, su director general, en esta feria. “Vengo porque esta es la feria de libros más importante del mundo, aquí se conversa de oportunidades, de intercambio cultural y de negocios”.  

Para Florencia García, de Biblioteca Pública Digital, esta es su cuarta vez en Fráncfort. Es la primera biblioteca digital de Latinoamérica. La idea es que tomen en cuenta iniciativas como ésta. Hay nuevos paradigmas en la lectura y nacen nuevos ejes en torno a la lectura. “Buscamos nuevos desarrollos tecnológicos. Venimos también a buscar cómics, especialmente juvenil”, mencionó.