La palabra ‘jíbaro’ posee ocho definiciones en el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española. En esta edición de Ojo en tinta Nicolás Rojas Inostroza conversa con el publicista Hugo Forno sobre Jíbaro, su primer libro de cuentos breves que (casi casi) no se publica.

 

Gente, Amor y Árbol son los tres capítulos que componen las 140 páginas de este libro de relatos nacidos bajo el alero del taller literario de Andrea Jeftanovic. Forno, publicista de profesión, entrega 65 relatos breves que no superan las tres páginas.  «En la universidad me enseñaron a decirlo todo en cuatro líneas», dice recordando sus inicios en la poesía. «Fui un mal poeta, por supuesto», añade con humor. Luego probó suerte en el concurso Santiago en 100 palabras. Ahí su texto «El Rey» le otorgó un sorpresivo tercer lugar que lo impulsó a dedicarse al género del microcuento. Durante un par de años publicó sus creaciones en el blog El Cielo Protector.

No fue fácil. Para que el blog se transformara en libro, el autor tuvo que recorrer un largo trecho de dos años y medio. «No venden los cuentos, menos los microcuentos», le dijeron en diversas editoriales. Después del «último portazo» estuvo a punto de desistir; pero su novia, la poeta Carmen García, envió escondida la propuesta a Editorial Chancacazo que publicó el volumen en agosto de 2012.  «A la tele, a los políticos y a las grandes editoriales les falta calle», dice Forno desde la Librería Ulises de Lastarria, recalcando la esperanzadora idea de que: «las editoriales independientes están más firmes que nunca».

El cofundador de Radio Uno dice que la principal razón para publicar su libro fue cerrar un ciclo. Pasan los minutos, llega la pausa musical y la conversación avanza hasta llegar a la lectura de un fragmento de «Crédito», texto en el que Sergio Mujica figura sentado frente a una ejecutiva del Banco Estado. El hombre espera que ella deje de hablar por teléfono para pedir un crédito. Pero el tiempo le regala pensamientos y proyecciones sobre las consecuencias, los intereses, los años de años. Sale, se va. Sobre el sistema actual y los «Sergios» Mujica, Forno sentencia: «Nos están cagando por todos lados: las AFP, las isapres, las farmacias, el Transantiago ni hablar, el aceite de oliva, el yogurth (…) Si las autoridades y las instituciones no ponen coto, esto va a explotar», dice orgulloso de haber presentado un recurso de amparo contra el alza que le notificó su isapre. Y ganó.

«Me impresiona que fuera de Chile la gente habla, te saluda (…) En Italia, a pito de cualquier cosa, la gente conversa, comparte cosas. Aquí no, y siempre ha sido así, la gente es silenciosa, siendo que hay mucha cosa de que hablar», reflexiona sobre las historias de viaje que incluyó en Jíbaro.

En este capítulo Forno lee «Casi casi», «El Rey» y «Promesas». También cuenta cómo condensar una historia en escasas palabras. El director de programación de Iberoamericana Chile se refiere al futuro del libro y de la radio, un medio en el que —nos cuenta con humor— «de las mayores estupideces salen las grandes ideas».

¿Dónde está el limite a la hora de escribir sobre la vida propia? ¿Cómo reaccionó su familia al leerse en un libro de relatos? Si tuviera que regalar todos sus textos, ¿cuál conservaría? ¿Hay o no oferta cultural en la radiodifusión chilena? ¿Cuáles son las mayores sorpresas que se ha llevado de la audiencia? ¿Es necesario viajar lejos para encontrar grandes historias? ¿Cómo hacerlo? Sigue leyendo y descarga esta nueva edición de Ojo en tinta. En la música nos acompañan The Smiths y The Tindersticks.

 

 

Hugo Forno Naranjo (Santiago, 1970) estudió publicidad en la Universidad del Pacífico. Creó, junto a Marcelo Aldunate, Radio Uno, la primera emisora en Frecuencia Modulada que transmite 24 horas de música nacional. Actualmente es director de programación de Iberoamericana Radio Chile.  En 1999 publicó el poemario La Despedida de los Chicos Superestrellas. Jíbaro (Chancacazo, 2012) es su primer libro de microcuentos. Por estos días escribe Yayo, texto basado en su abuelo español que peleó, bajo las órdenes de la División Azul enviada por Franco para ayudar a Hitler, contra la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas.