El suplemento Finde del diario La Tercera nos preguntó por los 9 lugares que todo amante de los libros debe conocer en Santiago. Les dejamos nuestra selección de bibliotecas, librerías y museos, más algunos datos de yapa.

Equipo Ojo en Tinta. Crédito foto: Verónica Calderón.

Biblioteca de Santiago 

Ir a la Biblioteca de Santiago (Matucana 151) es un panorama familiar porque hay secciones para todas las edades: una guaguateca, un colorido y entretenido salón infantil y una sala para adultos mayores. Hacerse socio es gratis y permite acceder a miles de libros.

Sala infantil Biblioteca de Santiago. Crédito foto: http://tuguia-infantil.blogspot.com.

Sala Medina, Biblioteca Nacional de Chile

La Sala Medina es la sala más hermosa de la Biblioteca Nacional de Chile (algunos la llaman “Sala Harry Potter”). Contiene un valioso fondo bibliográfico, además de objetos personales de don José Toribio Medina, quien donó su colección de libros a la Biblioteca Nacional. Se puede visitar de lunes a viernes, respetando el silencio de los investigadores.

El Galpón 1 del Persa Biobío

Hay un lugar que concentra a algunos de los mejores libreros del Persa Biobío: el Galpón 1, en la calle Víctor Manuel (entre Placer y Biobío). Entre puestos de antigüedades, se pueden encontrar libros usados de poesía, historia y literatura. Los precios son buenos y siempre conversables. Hay en este galpón, además, puestos dedicados exclusivamente a las revistas. Desde $1.000 se pueden comprar revistas extintas como Rock & Pop y Fibra. Y si es revistas lo que buscan, no dejen de visitar el puesto de don José Antonio Concha. Dato imprescindible para lectores nostálgicos.

Galpón 1 del persa Biobío. Crédito foto: Pablo Espinosa Z.

Club Bolonia 

En el Club Bolonia (Italia 2004) convive un café con dos librería dedicadas exclusivamente a la literatura para niños y jóvenes: Baobab y Ekaré.  Las personas a cargo son muy amables y ayudan con gusto a los visitantes a encontrar el libro perfecto. Vale la pena conocer este lugar, sin importar la edad que se tenga.

Librería de Ekaré Sur. Crédito foto: http://ekaresur.cl.

Librería Lolita

Nada se compara a la librería atendida por su propio dueño. Y si ese dueño es el escritor Francisco Mouat, tanto mejor. En Librería Lolita (República de Cuba 1724, Providencia) las novedades editoriales se combinan con la crónica futbolera y la literatura infantil. Y algunos textos, como los de la poeta polaca Wisława Szymborska, vienen con un sello de recomendación del local. El cariño se nota y se refleja en su lema: “No podemos vivir sin libros”.

Libros de ocasión

Don Héctor Muñoz Tortosa debe ser el librero más antiguo de Chile: empezó en el oficio en 1949 y hace cuatro décadas está instalado en San Diego 1177 con un galpón de estanterías interminables y polvorientas. Acá, dicen quienes atienden, se respira un espíritu allendista: los libros pueden costar menos que una cajetilla de cigarros, a la Quimantú.

Biblioteca Viva

Biblioteca Viva está presente en varios lugares de Chile, al interior de los Mall Plaza. Tiene espacios cómodos para leer y una selección de libros de lujo, sobre todo para jóvenes, niños y niñas. En Santiago tiene 6 sedes, donde suelen haber talleres, cuentacuentos, exposiciones y mucho más.

Cuentacuentos en Biblioteca Viva Egaña. Crédito foto: www.facebook.com/bibliotecavivaegana.

Librería Chilena y El Cid Campeador

En la tercera temporada de “Ojo en Tinta” recorrimos tres librerías particulares: la recientemente cerrada Proa; la Chilena (Alameda 876), que destaca por sus más de 100 años de historia y sus libros a muy buenos precios; y El Cid Campeador (Merced 345), un local tradicional de libros antiguos, en el que es posible encontrar libros dedicados con tinta verde por Pablo Neruda.

 

Librería Proyección 

En el centro de Santiago se encuentra Proyección (San Francisco 51) , una librería que también funciona como centro cultural y social, que acoge a distintos colectivos de derechos humanos y feminismo.

Libros Lamur 

Don Héctor Lamur acumula cientos de libros usados en una bodega del Barrio Italia (Caupolicán 21). Todos los días saca una selección distinta de títulos, que pone sobre un mesón y vende a alrededor de $5.000. Se pueden encontrar antiguas ediciones de libros de autores como Joaquín Edwards Bello, Manuel Rojas y Daniel de la Vega. Se termina la búsqueda con las manos sucias, pero con la satisfacción de un buen botín.

Héctor Lamur, dueño de “Libros Lamur”, en el Barrio Italia. Crédito foto: Pablo Espinosa Z.

El Nobel de Gabriela Mistral

Además de albergar una impresionante colección de arte colonial, el Museo de Arte Colonial San Francisco (Alameda 834) custodia la medalla y pergamino del Premio Nobel recibido por Gabriela Mistral en 1945. Un lugar hermoso, ubicado en pleno centro de la ciudad.

Plop! Galería

En Plop! Galería hay libros ilustrados, ilustraciones, exposiciones y artículos para dibujantes e ilustradores. Todo para gozar con los ojos.

Equipo fundador de Plop! Galería. Crédito foto: Mesa Gráfica.

Biblioteca Patrimonial Recoleta Dominica

Esta es una biblioteca-museo, ubicada dentro del ex convento de la Recoleta (Recoleta 683). La biblioteca fue fundada en 1753 y se mantiene tal como fue dejada por los frailes dominicos. Es recomendable visitar esta biblioteca no sólo para contemplar su valioso fondo bibliográfico, sino que también para sentir la paz del lugar. Se realizan visitas guiadas gratis de lunes a viernes.