Joaquín Contreras es uno de los diseñadores de Navaja, estudio que ha diseñado colecciones para Alquimia y libros como 80 días y La Cañadilla de Santiago. Sobre las portadas de libros, Contreras nos dice: «Una buena portada muchas veces es un diseño que destaca dentro de un buen sistema de colección. Y una portada destaca cuando logra insinuar o contextualizar el contenido del libro o la iniciativa editorial, utilizando los recursos predispuestos de manera sobria y consciente. Hay portadas que son para la góndola o el estante de un aeropuerto y hay portadas que están hechas para apoyar al autor, que se proyectan hasta el corazón de quien lee».

mauricio-amster2-700x420

Detalle de la portada del libro “Técnica gráfica”, de Mauricio Amster.

6 portadas que amo

La Biblia Latinoamericana

 

Biblia-LatinoamericanaComo esto se trata de las portadas de libros que amo y odio, comienzo por un recorrido emocional. Cuando era niño, la Biblia Latinoamericana era uno de los pocos libros que había en mi casa. Y compartía una característica con las demás cosas de mis padres: el carácter económico de los objetos y una estética latinoamericana, presente en casetes, ponchos, cancioneros, afiches, adornos de greda, carbón de Lota, etc. Esta Biblia fue proyectada desde las ideas de la teología de la liberación en 1972. Es una biblia con una postura de clase, a favor de los pobres.

Su portada, de clara inspiración andina, utiliza una cinta con imágenes de cerámicas y las letras son inspiradas en las construcciones de piedra. Cada capítulo está rotulado y ornamentado con el mismo estilo de la portada. Su cubierta es de cuero sintético y folia dorada. Tiene muchas versiones: letra grande, bilingüe, juvenil, para sacerdotes, etc. Todas de diferente color.

Título: Biblia latinoamericana
Año: 1972
Editorial: Verbo Divino
Diseño: Hernán Rodas

Revista La Calabaza del Diablo

 

lacalabazaEsta revista era publicada por un colectivo de creadores en torno a la literatura y otras artes.

Cuando aún estaba en la enseñanza media, comencé a frecuentar las reuniones de la revista que eran en la imprenta familiar de los hermanos Montecinos; Isolda y Marcelo. Ellos hacían gran parte del trabajo gráfico, fue ahí que tuve mi primer encuentro con este universo.

Lo que más me gusta de estas portadas es el uso de la fotografía a gran tamaño y esa fuente comprimida y tosca: Haettenschweiler. La economía de recursos (papel imprenta ahuesado, tintas roja y negra) se acerca materialmente más a un periódico que a una revista. La cabecera es un lettering de Galo Olivares, uno de los dibujantes del grupo. Tiempo después, Tono Rojas (tipografia.cl) haría una versión tipográfica de esas letras: la fuente Calabaza.

Título: Revista La Calabaza del Diablo
Autor: Varios autores
Año: 1998
Foto portada: Marcela Rendic

Patas de Perro, de Carlos Droguett

 

patasLa llegada de Mauricio Amster a mi vida fue en el bolso de mi hermano, cuando él era estudiante de literatura en la Universidad de Chile. Es Amster y su genialidad en Patas de perro: la potente idea ilustrativa, el color saturado, ese sombreado tan de la época y la rotulación gestual. Contiene esa característica tan escasa en los libros actuales: una portada única y emblemática que forma parte de la obra literaria.

Título: Patas de perro
Autor: Carlos Droguett
Año: 1965
Editorial: Zig-Zag
Diseño: Mauricio Amster

 

Cuentos Completos, de Julio Cortazar

 

alfaguaraEste libro es parte de la colección que hizo Alfaguara para celebrar sus 50 años, conformada por antologías de grandes autores. Es así que las portadas realzan el nombre del autor, su imagen y su mundo literario. Esto es logrado a través del trabajo de fotomontaje en tres dimensiones de Luis Pita. Sin duda, ese estilo de diorama escenográfico, el fondo negro y la iluminación, terminan de recrear la estética creada por los autores, a la manera de un teatro del que estos son directores.

Título: Cuentos completos
Autor: Julio Cortázar
Año: 1994
Editorial: Alfaguara
Fotomontajes: Luis Pita

Geografía humana de Chile 

 

nosotros-1La emocionante colección «Nosotros los chilenos» fue editada por Quimantú y dirigida por Alfonso Alcalde en los años 70. Esta editorial creada en el gobierno de la U.P. editaba en grandes tirajes; por ejemplo, el tiraje de Geografía humana de Chile es de 50.000 ejemplares. Su formato horizontal, de 18,5 x 14 cms., el uso de color y de la fotografía, siempre ha sido un referente de diseño para mí y mis compañeros de Navaja. Esta especie de enciclopedia de bolsillo, es una de las joyas que todavía se pueden encontrar en las ferias de las pulgas y librerías de viejo. Como casi todo lo de Quimantú, eran tantas copias por edición que no es raro encontrarse alguno por ahí a pesar de que el ejército quemó y destruyó muchas cosas de la editorial, que luego renombraron Gabriela Mistral.

Título: Geografía humana de Chile
Autor: Hernán San Martín
Año: 1971
Editorial: Quimantú
Diseño: Rosario Torres Pereira.

 

Imprenta Real, de José María Ribagorda

 

imprealEste libro acompañaba la exposición del mismo nombre realizada en España y que su versión en Chile lamentablemente se canceló y trasladó por el terremoto del 2010. Tuve la suerte de recibirlo de regalo en el Centro Cultural de España de Santiago.

La edición está cosida a la vista, tiene pegadas láminas impresas con clichés tipográficos, su interior tiene cambios de papel, desplegables, cuadernillos, su cubierta es también un desplegable, es bilingüe y está compuesto en la fuente Ibarra Real. Además de Ribagorda, contiene textos de Rubén Fontana, Andreu Balius, Francisco Gálvez entre otros.

En general los diseños de Sanchez Lacasta son alucinantes. Un lujo monárquico.

Título: Imprenta Real: Fuentes de la tipografía española
Autor: José María Ribagorda
Año: 2009
Editorial: Ministerio de asuntos exteriores y cooperación
Diseño: Sanchez Lacasta

1 portada que no me gusta

Los detectives salvajes, de Roberto Bolaño

 

detectivesAnagrama ha editado muchos de los libros que he leído. Sin embargo, nunca me han gustado sus portadas, ni la idea de diseño de sus colecciones. Considero que sus libros no son obras completas para los autores, sino que parte de una colección, enmarcadas en un diseño estático, que tipográficamente debe un poco a Penguin books.

Y se añade a estos libros la problemática de usar una obra plástica para ilustrar una obra literaria, decisión que tiene un doble filo. Como el libro es muy famoso, el cuadro The Billy Boys, de Jack Vetrianno, se ha convertido en la imagen de Los detectives salvajes, algo así como una marca visual. Y yo pienso que esos hombres elegantes, caminando sonrientes con las manos en los bolsillos, a la orilla del mar, no están muy relacionados al contenido de libro.

En ese sentido, las ediciones traducidas del libro de Bolaño son mucho más interesantes. Como la versión en inglés más popular de Picador (Londres), con su escritura violenta y solamente lineas hacia un punto de fuga, que hace una portada con mucha velocidad. También publicaron otra versión con el Cadillac blanco cruzando México. O la versión en español de Vintage Books, fragmentada y confusa, como el libro. La edición coreana de Open Books, de ilustración mucho más poética, también me gusta bastante, aunque es un poco naif. Y finalmente, me gusta también el experimento de una joven diseñadora que usa los inolvidables símbolos acertijos creados por Bolaño, que me gustaría tener en mi biblioteca (solo para fanáticos).

Título: Los detectives salvajes
Autor: Roberto Bolaño
Año: 1998
Editorial: Anagrama