El argentino Sergio Manela —el primer invitado internacional de esta sección— ha diseñado alrededor de 3.000 portadas de libros y es actualmente profesor en la Universidad de Buenos Aires, del curso Diseño Gráfico Editorial. La experiencia le ha enseñado que al diseñar portadas el ego se debe dejar de lado. Citando a Rosa Llop, autora de Un sistema gráfico para las cubiertas de libros, dice: “Una cubierta de libro se convierte en un ícono sólo porque el libro que cubre se convierte en un ícono”. «Me gustan las portadas sutiles —agrega—, que envuelven el contenido, y a otras, bellas, las disfruto como carteles. Me dan placer las que me dejan soñar. La mayoría de las editoriales invierten para vender más, como si fueran un yogur los libros. Y el diseño en general está condicionado por el marketing. Yo no creo que deba ser así, es comunicación visual lo nuestro, no publicidad». En su selección, antes que por libros específicos, Manela opta por diseñadores y editoriales.

mauricio-amster2-700x420

Portadistas que amo

Daniel Gil

 

Ya en los años 60´s Daniel Gil irrumpe con portadas muy llamativas para Alianza; humor, diversos recursos, mucho al recorrer el mercado de pulgas “El Rastro” de Madrid y atesorar todo tipo de elementos que luego combinaba. Hizo todo, y ha influenciado a varias generaciones. Todos somos de alguna manera hijos suyos.

Enric Satué

 

Yo tímidamente con mis veinticuatro años hacía portadas para Barcelona y vi dos tipos de diseño que me dejaron atónito, los de Enric Satué para Alfaguara, y los de Walter Pichler para Rezidenz Verlag, Austria, inhallable en la red y en mi desorden.

Satué es un erudito, historiador y maestro.

Toda la colección de Alfaguara de los años 80 era de cartulina acuarela, con un respeto y coherencia total por el libro como objeto. Sólo variaban las guardas que separaban los dos colores, y la tipografía de tapa era Garamond cuerpo 6 en plomo, y luego ampliada, rota. La sutileza. Cortázar comentó que eran las mejores cubiertas de su obra. Las vueltas de la vida lo transformaron de maestro en amigo entrañable. Ha escrito 17 libros, se ha distanciado del diseño actual vinculado mayormente al mercado, escribe sin parar, y me dice: “He dejado la cáscara para dedicarme a la pulpa”, que sin dudas perdura más. Escribe ahora una novela sobre el tipógrafo Jenson.

Mario Eskenazi

 

Todo lo que hace Eskenazi es bueno.

Siempre me llamó la atención esta colección para Paidós, un abordaje insólito para libros de filosofía.

Ezkenazi

Isidro Ferrer

 

Ferrer diseña e ilustra de maravillas. Es multifacético e irradia frescura y poesía.

Portadas polacas

 

Admiro los carteles polacos y toda su escuela.

Estas portadas siguen la misma línea, y me hacen cuestionar todo. Son absolutamente libres en el manejo del espacio, la técnica y los conceptos. Con poco un todo.

Eloísa Cartonera

 

Crisis en mi país, 2003. Surge esta editorial.

“Somos Eloísa Cartonera, una cooperativa del barrio de la Boca, en Buenos Aires, Argentina. Fabricamos libros con tapas de cartón. Para esto compramos el cartón que los cartoneros juntan en la calle. Nuestros libros son de literatura latinoamericana, de los autores más bellos que hemos conocido en nuestra vida de trabajadores y lectores… Al principio vendíamos libros y verduras. Fuimos un suceso en la calle y en la prensa mundial. Diarios y radios de todos los países del mundo vinieron a fotografiarse con nosotros y ahí nos dimos cuenta que nuestros libros eran hermosos y que la gente los quería… Ideamos un sistema de trabajo muy sencillo. Fabricar un libro cartonero, es de las cosas más fáciles de este mundo, ¡Fíjense, que los hacemos nosotros! Compramos el cartón a los cartoneros que vienen con el cartón especialmente seleccionado. A ese cartón lo cortamos lo pintamos y le pegamos el interior del libro, que imprimimos en nuestra Multilit 1250, (que lentamente estamos aprendiendo a manejar nosotros, no sin dificultades, pero con la firme convicción de conseguirlo cualquiera de estos días). ¡Y Listo! Así de simple y bello es un libro cartonero».

Eloi¦üsa-Cartonera1

Grapus

Grapus 2

El libro Différentes tentatives différentes (1985, París) está plagado de excelentes trabajos del grupo francés Grapus (1970-1990). Cuando lo vi, era eso, el papel que poníamos sobre el tablero para trabajar, con rayados, marcas aceitosas que aquí transparentan parte del título del libro, y la info en una faja descartable. Sintetiza el desenfado de sus diseños de contenido social y político. Uno ve algo sutil, lo abre y explota. No he conseguido una foto mejor de la portada y no encuentro el libro en el caos de mi estudio.

grapus_07

 

Los libros de mis alumnos

 

1 Captura de pantalla 2015-11-22 a las 18.35.53

 

Portadas que odio

La conjura de los necios

 

la-conjura-de-los-necios-john-kennedy-toole-trabalibrosAnagrama tiene excelentes títulos y pésimas portadas. Pobre manejo tipográfico, pero esencialmente no me gusta que la portada me condicione. La ilustración básica me muestra con detalles al personaje central, y no me deja imaginarlo. Una pena.

Título: La conjura de los necios
Autor: John Kennedy Toole
Año: 1982
Editorial: Anagrama

El extranjero

 

el-arcon-el-extranjero-por-albert-camus-4124-MLA2714728486_052012-FCuando compré esta edición no dejé de ver al personaje con el porte de Mastroiani que ilustra la portada. Lo asocian con la película, esto aumenta las ventas y le quita valor al libro. Y me condiciona nuevamente.

Título: El extranjero
Autor: Albert Camus
Año: 1982
Editorial: EMECÉ