Le pedimos a amigos y amigas de Ojo en Tinta que eligieran el mejor libro que leyeron este 2017. Establecimos tres requisitos: tenían que elegir un solo libro (todos cumplieron), tenía que ser un libro publicado el 2017 (todos cumplieron) y tenían que explicar su elección en menos de cien palabras (bueno, acá fuimos más flexibles). Este es la selección 2017 de los libros del año, según la familia lectora de Ojo en Tinta. ¿Cuál fue el tuyo?

El estilo de mis matemáticas. Antología
Mauricio Redolés
Lumen

Una de las últimas presentaciones de libros en la ya desaparecida librería Metales Pesados de Cerro Alegre, en Valparaíso, fue la antología “El estilo de mis matemáticas” de Mauricio Redolés. Recuerdo una ovación total. Lo que hizo Lumen al reeditar sus mejores poemas fue poner frente a nuestros ojos lo que tantas veces llegó a través de nuestros oídos. Y el efecto es similar al sucedido con Violeta Parra: ¿qué fue primero, el poema o la canción? Redolés dixit: “No importa oh…!/ Escribamos poemas llenos de groserías y metámonos el espíritu/ al bolsillo perro”. —Germán Gautier


Jeidi
Isabel M. Bustos
Libros del Laurel

“Jeidi” es una contribución a la literatura chilena. Aunque se mueve sobre los sinuosos límites del absurdo, lo hace con maestría, no es efectismo, es efectividad. Bustos pareciera una funambulista temeraria, y que a lo largo de su suerte va develando con brutalidad (pero sin lástima) la pobreza rural, las iniquidades sociales y la religiosidad popular en una postal chilena de los reverberantes años ochenta. La delicada construcción interior de los personajes es una impronta real, que puesta en una historia delirante, la hace tan humana como sorprendente. —Juan Pablo Belair


Que explote todo
Arelis Uribe
Los Libros de la Mujer Rota

“Qué explote todo” de Arelis Uribe es un pequeño libro sobre política, educación pero esencialmente de feminismo. Fue el mejor libro que leí el 2017 porque marcó un hito en mi aprendizaje como mujer feminista. Me permitió ser más comprensiva con mi proceso de deconstrucción y más amable conmigo misma, para ser más comprensiva y amable con todas las mujeres. Me ayudó a adquirir más seguridad para expresar lo que creo, como también a perderle el miedo a los errores y a pedir disculpas. Me empoderó. Me sobrecogió. Me recordó cosas que me enojan, pero en lugar de desesperanzarme, me dejó con ganas de luchar y con la sensación de que se puede vencer. Mi texto favorito es “Defensa al lenguaje inclusivo” porque hasta ahora no había leído a alguien que valorara el lenguaje inclusivo y que hubiese podido explicar tan bien el fenómeno y la necesidad de su existencia. —Catalina García


Transmigración
Roberto Merino
Lectura Ediciones

Este 2017 Lectura ediciones reeditó “Transmigración”, un libro de Roberto Merino construido en prosa que tiene un importante potencial poético. Escrito en una clase de gramática sincrónica comenzando la década del ochenta, el libro se posiciona como una pieza fundamental para entender el Mundo-Merino, pues hallamos un texto pulcro que se sitúa en un Santiago cadavérico y hostil. En “Transmigración” todo es apocalipsis. Estamos en una ciudad en donde la muerte es hegemonía, desde la locomoción colectiva hasta las calles oscuras que siempre conducen a más cataclismos. El narrador es un flâneur que deambula por un Santiago sin luces y de noches interminables: “Yo nunca he visto el sol ¿sabes? Una vez salió y yo estaba durmiendo”. Un escrito sobre la dictadura escrito durante la dictadura; acá no hay espacios para la retrospectiva que da el tiempo. Un libro feroz y necesario que nos recuerda que a Roberto Merino hace bastante tiempo le debemos el Premio Nacional. —Joaquín Escobar


Arquitectura en el Chile del Siglo XX. Volumen 2: Modernización y vanguardia 1930 – 1950
Fernando Pérez Oyarzún
Ediciones ARQ

El segundo volumen de la colección “Arquitectura en el Chile del Siglo XX” sucede al primero de 2016 que inicia el recorrido por un siglo de arquitectura y que tendrá dos volúmenes más. Se trata de un libro riguroso en su investigación de archivo y en la presentación de la información y que además tiene la gracia de presentarse en un lenguaje accesible a quienes no somos lectores especializados en el área. Es un documento cultural sobre el impacto en las formas de pensar la ciudad en los gobiernos de Ibáñez, Alessandri y el Frente Popular, además aporta antecedentes a la discusión sobre la vanguardia y la modernización. —Héctor Rojas


La ciencia pop
Gabriel León
Sudamericana

El mejor libro que leí el 2017 y que recomiendo a ojos abiertos es “La ciencia pop” de Gabriel León. Para los que gustamos de leer sabrosos episodios sobre descubrimientos, invenciones o controversias relacionadas al avance científico (como el origen del movimiento antivacunas), éste es un imperdible para consultar y ojear más de una vez. Las temáticas son diversas y la pluma de León es amena y entretenida. Un libro en el que es fácil pasar del caótico descubrimiento de la insulina a imaginar un mundo sin palta Hass. “Un mundo muy triste”, como bien califica el autor. Si eres un pan, definitivamente ésta es tu palta. —Feliza Marro


Ártico
Mike Wilson
Fiordo

“Leñador” (Orjikh, 2013), de Mike Wilson, es un libro único. Un abrumador diccionario enciclopédico, casi sin narración, que describe la vida de los leñadores de los bosques de Yukón y dibuja lentamente a un personaje. “Ártico, una lista” (Fiordo, 2017), el reciente libro de Wilson, es también una apuesta original. A través de una lista (como una novela en versos), sigue el pensamiento de un hombre con el corazón roto, que deambula por una fría ciudad desolada. Los recuerdos del amor perdido —las conversaciones y los lugares compartidos—, parecen convertirse en la única posibilidad de abrigo: “Tu rostro se había difuminado/ Había quedado en la abstracción / Pero hoy / Te veo / Como si estuvieras conmigo / Quizás el golpe / O la tormenta / Algo te trajo”. Mike Wilson —norteamericano radicado en Chile, con cerca de una decena de libros publicados— intenta no parodiarse a sí mismo, no escribir un nuevo libro, escribiendo como sabe escribir; sino que ha preferido explorar otras posibilidades. “Artico” es un libro con un ritmo hipnótico, que, al igual que “Leñador”, nos ayuda a evadir las convenciones literarias. —Pablo Espinosa


El gen. Una historia personal
Siddhartha Mukherjee
Editorial Debate

Los aires de familia no tuvieron una explicación convincente hasta el postulado de la unidad esencial de la información biológica, el gen (fines del siglo XIX y principios del XX). Tras inventar el concepto, hubo que descubrir la entidad física presente en las células de los seres vivos que determina esa herencia. La atrapante historia de los genes narra Siddhartha Mukherjee: desde los guisantes de Mendel y la famosa doble hélice del ADN hasta la biotecnología y los peligros eugenésicos. Su historia es “íntima” porque mezcla lo científico y lo personal, como los brotes esquizofrénicos en sus tíos y primos, enfermedad cuya sombra lo persigue. —Patricio Tapia


Especimen
Eleonora Aldea
Neón Ediciones

Acabo de terminar “Especimen”, de Eleonora Aldea (Neón Ediciones) y definitivamente es lo mejor que leí este año. En este libro hay una honestidad tan brutal que conmueve. Me hizo llorar y reír tan genuinamente que quiero que todos lo lean y sientan el calorcito en el corazón que me hizo sentir, que todos disfruten el amor, el dolor y la valentía que tiene en cada página y que ese voh’ dale logre salir del libro y los haga pensar que realmente “El miedo no siempre es una mala señal. A veces es señal de que algo vale la pena”. —Bernardita Yannucci


Kramp
María José Ferrada
Emecé Editores

Mucho se ha escrito sobre “Kramp”, la primera novela de María José Ferrada. En virtud de lo anterior seré breve. La historia de la niña que acompaña a su padre —un particular vendedor viajero— por el sur de un Chile que ya no existe logra emocionar y devolvernos hasta la infancia que, por desgracia, sólo vivimos una vez. Pero no todo es nostalgia, en “Kramp” hay también momentos humorísticos, astronómicos y filosóficos. Hay silencios que dicen mucho y preguntas sin resolver. Como en la vida misma. —Nicolás Rojas

***

Terminé de leer “Kramp”, de María José Ferrada, en un colectivo camino a Providencia. Inmediatamente, ese conocido sentimiento que tenemos los lectores, y que de alguna u otra manera siempre esperamos, por lo lindo y poco común: el vacío de haber terminado una historia que te emociona y que te deja con ganas de que la última página no llegue jamás. “Kramp” es una novela que te permite mirar y apreciar la belleza y fragilidad de los sueños y vivencias felices que tenemos de niños (y de adultos también, por supuesto), y cómo éstos se transforman, poco a poco, en algo que puede ser cruel, triste o ridículo, haciéndonos despertar a eso que llamamos realidad. —Daniela Navarro


Museo Animal
Carlos Fonseca
Anagrama

“Museo Animal” es un libro que discute las posibilidades del arte. A través de una serie de referencias históricas, recorridos transatlánticos y biografías cruzadas, Museo Animal pone a prueba el valor social y político del arte del siglo XX y, por cierto, el contemporáneo. En esta, su segunda novela, Fonseca no solo profundiza una escritura administrada con oficio y solvencia, sino también exhibe una complejización evidente de sus lineamientos narrativos. Como punto anecdótico, en el libro hay un cameo al filósofo chileno Sergio Rojas Contreras. “Museo Animal” te mantiene atrapado por su historia y permanente aprendizaje: en sus páginas, los detalles del mundo son los grandes relatos del presente. —Tomás Peters


Yo recordaré por ustedes
Juan Forn
Los Libros del Laurel

Una vez vi un video con una entrevista a Juan Forn en la que explicaba qué era la literatura para él o cuál era su valor. Decía que era como ese rito ancestral que consiste en que si un hombre quiere ganarse el derecho a cobijo en medio del desierto, en una comunidad que vive alrededor de una fogata, solo podía hacerlo contando su historia. Si la historia era respetada y aprobada por esa comunidad, el hombre podía pasar la noche y, claro, sobrevivir. Yo pienso que Forn selecciona sus personajes de las contratapas de Página 12 recordando ese rito, y la comunidad la encarna él. Y el derecho a vivir, es el derecho a vivir en sus contratapas. Él solo agrega el ingrediente, no menor, de la poesía. Leonard Cohen dijo una vez: “Poetry is just the evidence of life. If your life is burning well, poetry is just the ash.” “Yo recordaré por ustedes” es una recopilación de las contratapas de Juan Forn para Página 12 genialmente editada por Andrea Palet y fue, para mí, el mejor libro publicado este año que llegó a mis manos. —Verónica Calderón


Retrovisor
Mónica Drouilly
Libros de Mentira

A mi juicio, el mejor libro que leí durante el 2017 fue “Retrovisor” de Mónica Drouilly (Santiago, 1980). Un libro cuyos cuentos se despliegan de forma fragmentaria, que prescinden de la linealidad, que van componiendo una globalidad discontinua. Esta estrategia narrativa supone un lector comprometido, activo, en explorar, develar, inferir los supuestos y los intersticios, aquello que se cuela detrás de las palabras. En este sentido, la literatura es también un acto de comunicación, y como tal, debe recusar todo verticalismo y todo afán de omnisciencia. —Francisco Marín


Ensayos sobre el silencio
Marcela Labraña
Siruela

Hay algo fascinante al leer “Ensayos sobre el silencio”, de Marcela Labraña: tratar de alcanzar, de asir, algo —el silencio— inalcanzable, inasible. Y que, sin embargo, está presente con distintas intensidades: en la escritura, en los colores, en la poesía, en la estrategia bélica, en esa zona que la autora denomina como “la encrucijada entre texto e imagen”. Con su análisis de la “Mano de Dios” y del gesto harpocrático —el índice en la boca que exhorta a callar—, Marcela nos demuestra que el silencio puede anidarse en la quietud e inmovilidad. Es algo que podemos ver. Y por eso nos invita a pensar en esta experiencia humana con los ojos antes que con los oídos. —Patricio Contreras