Por sus críticas literarias, Rodrigo Pinto —crítico de El Mercurio y El País— ha sido calificado de misógino y de escritor frustrado. Los peores comentarios los recibió cuando reseñó mal Harry Potter y cuando se opuso al Premio Nacional para Isabel Allende. Para Pinto, escritores como Allende son simplemente productos comerciales. Palabras de un crítico que lleva décadas dedicado a este oficio.

Rodrigo Pinto llegó  de manera fortuita a la crítica literaria. Hoy, después de varios años de lecturas y escritura, es una voz respetada. Escribe en la revista “El Sábado” de El Mercurio y, recientemente, en “Babelia”, de el diario español El País, uno de los suplementos culturales más importantes de España y America Latina. En esta conversación nos cuenta sobre sus inicios como crítico y nos dice qué es lo que más le desagrada de escribir para los medios de comunicación.

Y hablamos, por supuesto, de sus preferencias como lector. Hablamos de lo que Pinto llama literatura masiva; escritores como Pablo Illanes, Carla Guelfenbien, Roberto Ampuero y Elizabeth Subercaseaux. Sobre ellos, es tajante: “Son productos comerciales”. Por estar contra el Premio Nacional para Isabel Allende, recibió varias críticas. La más dura vino de Subercaseux: «De él siempre es de esperar este tipo de embestidas misóginas».  Rodrigo se defiende, por primera vez, de estas acusaciones. Y explica, también, su rechazo a Harry Potter, crítica que le valió decenas de comentarios negativos en su blog. Escritor frustrado, le dijeron.  Pinto responde de una vez por todas a este argumento tan común contra los críticos.

Pese a la imagen que se hacen muchos lectores y escritores sobre la figura del crítico, Pinto no es soberbio. “El canon —considera— no es algo estático y, finalmente, lo forma el tiempo, no la crítica”.  Frente a las enormes campañas de marketing de las editoriales, reflexiona: “Antes la critica era más importante. La voz de los críticos tenía un peso mayor en las decisiones de lectura que tomaba la gente”. Finalmente, en esta conversación —que grabamos en la Librería Ulises— Pinto responde una pregunta enviada por uno de nuestros auditores, el escritor  Luis López Aliaga: ¿Quién juzga a los críticos?

 

FICHA DEL ENTREVISTADO

Rodrigo Pinto estudió Filosofía en la Universidad de Chile y Pedagogía en Castellano en la Universidad Católica. Nunca ha ejercido de profesor. Por muchos años escribió en “Caras”. Actualmente es crítico en la Revista “El Sábado” de El Mercurio y en “Babelia”, el suplemento cultural del diario español El País. Puedes encontrar sus resenas en su blog El diario del anti Funes. Paralelamente a su trabajo de crítico, Pinto ha trabajado escribiendo discursos para distintos políticos.