Paloma Valdivia, finalista del premio Andersen: «No siento que sea suerte. Empecé chica y muy enfocada por esta pasión que es la ilustración»

La ilustradora chilena Paloma Valdivia está en un gran momento. Fue la encargada de ilustrar la portada del Catálogo Anual de Ilustradores de la Feria del Libro Infantil de Bolonia y es una de las finalistas del prestigioso premio Hans Christian Andersen, considerado el Premio Nobel de la literatura infantil. Hablamos con Valdivia, quien sabrá el resultado del premio el día 8 de abril en la misma feria de Bolonia, a la que asistirá junto a una comitiva chilena.

Ilustración de Paloma Valdivia para El libro de las preguntas.

Paloma Valdivia (1978) será este año una de las invitadas de honor de la Feria del Libro Infantil de Bolonia, la feria más importante del mundo dedicada a la literatura para niñas y niños, que se desarrollará en Italia entre el 8 y el 11 de abril. Debido a que fue la ganadora del Gran Premio de la Bienal de Ilustración de Bratislava el año 2023 por su versión ilustrada de El libro de las preguntas (Enchanted Lion Books, USA), de Pablo Neruda, Valdivia fue invitada a hacer la portada del Catálogo Anual de Ilustradores de la Feria de Bolonia. Junto con esto, en el espacio central de la feria, se inaugurará una exposición con 30 de sus obras.

«Ilustrar El libro de las preguntas me terminó de abrir las puertas», dice Valdivia a Ojo en Tinta, sobre el libro que triunfó en Bratislava, figuró en la lista de bestsellers de The New York Times y ganó el premio Green Island en el Nami Concours de Korea. «Creo que en gran parte es un acierto de la editora de Enchanted Lion Books, que tuvo un ojo excepcional por la idea de sacar este libro, que nos demoramos seis años en hacer. Ella fue muy exigente y específica en lo que tenía en su cabeza. Su idea era tomar este universo de preguntas de Neruda y ampliarlas con las ilustraciones».

«Con El libro de las preguntas logré hacer crecer mi trabajo—agrega Valdivia—. Aprendí muchísimo. Di todo lo que pude y encontré un método nuevo para ilustrar, basado en la investigación, más que en la técnica. Hay mucho contenido detrás de cada imagen, en la que intenté buscar el origen de cada pregunta, sin inventar del aire. Ahí hay un nuevo método que me gustó».

Portada de Paloma Valdivia para el Catálogo Anual de Ilustradores de Bolonia

Sobre la tarea de ilustrar la portada del Catálogo Anual de Ilustradores de Bolonia, comenta: «Cuando me contaron que debía ilustrar la portada, me enviaron el anuario del año pasado para tenerlo de referencia y la portada era de Suzy Lee. Sentí entre la libertad abrumadora de la hoja en blanco y el peso de que mi predecesora fuera una ilustradora sumamente importante, que ha sido un referente para mí toda la vida. Fue algo muy desafiante, pero a la vez muy emocionante».

Es una muy feliz coincidencia que este año Valdivia sea también una de las ilustradoras finalistas del prestigioso premio Hans Christian Andersen, que entrega la Organización Internacional para el Libro Infantil y Juvenil (IBBY, según sus iniciales en inglés) desde el año 1956, y cuyo resultado se dará a conocer el 8 de abril en la misma feria de Bolonia. Han ganado este premio, por ejemplo, la sueca Astrid Lindgren, el italiano Gianni Rodari, el estadounidense Maurice Sendak y la coreana ya mencionada, Suzy Lee.

Ilustración de Paloma Valdivia para El libro de las preguntas.

«Fue un trabajo colaborativo el que hicimos para postular al Andersen. Hubo un equipo grande, que incluyo a traductores, periodistas y diseñadores con el que trabajamos dos años para hacer un dossier. Que fuera aceptado ya era un gran logro», dice Valdivia sobre la postulación, realizada por IBBY Chile, la rama local de la organización internacional, junto a la Agencia Puentes y al Ministerio de Relaciones Exteriores. «Cuando supe que estaba entre las seis finalistas, no lo podía creer. Fue una emoción increíble. Jamás lo hubiese imaginado».

Ilustración hecha para Frankenstein por Elena Odriozola (España), otra de las ilustradoras finalistas del Premio Andersen.

«No estoy nerviosa», finaliza Valdivia, sobre el resultado del premio Andersen. «Ya me siento demasiado honrada y feliz de estar en la lista de finalistas. Es bonito porque he trabajado mucho. No siento que me cae por suerte. Empecé muy chica y muy enfocada por esta pasión que es la ilustración. Me conmueve la infancia y los libros y he trabajado mucho no por premios, sino que por hacer cada vez mejor mi trabajo como ilustradora».

El premio Andersen, que se celebra cada dos años, se entrega en las categorías narrativa e ilustración. Los ilustradores finalistas este año, además de Valdivia, son Elena Odriozola (España), Cai Gao (China), Iwona Chmielewska (Polonia), Sydney Smith (Canadá), y Nelson Cruz (Brasil). En narrativa, los finalistas son Marina Colasanti (Brasil), Heinz Janisch (Austria), Lee Geum-yi (Corea del Sur), Bart Moeyaert (Bélgica), Timo Parvela (Finlandia), y Edward van de Vendel (Holanda). Ambos premios, que se darán a conocer el mismo 8 de abril, consisten en una medalla de oro y un diploma de manos de la reina de Dinamarca, país de origen de Andersen. 

Paloma Valdivia

Libros y creadores de Chile son destacados en Bolonia

La Feria del Libro Infantil de Bolonia, que este año tiene a Eslovenia como país invitado de honor, reúne anualmente a casi 1.500 expositores, dedicados a los contenidos para niñas y niños. Su objetivo es hacer negocios. La feria de Bolonia no está destinada a los niños ni al público masivo. La mayor parte de los puestos consisten en editoriales de todo el mundo, que se reúnen con ilustradores e ilustradoras para negociar proyectos, así como también con otras editoriales para comprar o vender derechos de traducción.

María José Ferrada, nominada al Premio Astrid Lindgren.

La premiación de obras, editores y creadores de obras infantiles, es algo característico de la Feria de Bolonia. Además del premio Andersen, en Bolonia se entrega otro prestigioso premio: el Astrid Lindgren, que se dará a conocer el 9 de abril y que tiene este año entre sus 245 candidatos a la escritora chilena María José Ferrada. Ferrada, entre otros reconocimientos, ha recibido el Premio Iberoamericano Cervantes Chico, que destaca la obra de escritores iberoamericanos de literatura infantil y juvenil en lengua castellana. A nivel de nominaciones, las editoriales Liebre y Muñeca de Trapo están nominadas al BOP (Bologna Prize for the Best Children’s Publishers of the Year) 

El Catálogo Anual de Ilustradores de Bolonia, que Valdivia diseñó en su versión número 58, elige una selección de obras de ilustradores de todo el mundo, dándoles una gran visibilidad y oportunidades de contratos editoriales. Entre los 78 seleccionados en el Catálogo Anual de Ilustradores de Bolonia de este año, está la artista chilena Andrea Mahnke, ilustradora de Caperucita Roja y el Lobo Feroz (Ekaré sur), escrito por Verónica Uribe.

Ilustración de Andrea Mahnke para Caperucita Roja y el Lobo Feroz (Ekaré Sur)

3.355 libros de 65 países postularon este año a los premios que entrega la Feria de Bolonia, los Bologna Ragazzi Award, en las 5 categorías principales: Ficción, No-ficción, Opera Prima (debuts de autores e ilustradores), Comics y Libros para la primera infancia. Aunque sólo un libro resulta ganador por cada categoría, se dan menciones especiales y el jurado destaca también a los finalistas, entre los que este año hubo cuatro libros de editoriales chilenas aparecidos el 2023: Ven a ver arte mexicano (Ediciones Ekaré Sur), de Enrique Giner de los Ríos e Iván Larraguibel; Familia de palabras (Claraboya Ediciones), de Sandra Siemens y Yael Frankel; El bosque de lo diminuto (Saposcat), de Sol Undurraga y Mujer Gallina; y Prohibido decir caca (Editorial Muñeca de Trapo), de Paulina Jara Straussmann y Mercè Galí. Resultaron también destacados escritores e ilustradores de Chile: Ángeles Quinteros y  Karina Letelier, por Vueltas y vueltas (Leetra, México) y Pato Mena por Atacama. ¿Adónde van las vizcachas? (A buen paso, España).

Desde el 2018, Chile participa en esta feria con un stand propio, posible gracias al Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, junto a la Dirección de Promoción de las Exportaciones (ProChile) y la Dirección de Asuntos Culturales (Dirac) del Ministerio de Relaciones Exteriores. Este año, Chile participará nuevamente, junto a una comitiva de agentes, editores y creadores nacionales, los que fueron saludados el día 2 de abril, Día del Libro Infantil, en la Biblioteca Nacional de Chile por Carolina Arredondo, ministra de las Culturas, las Artes y el Patrimonio.

La comitiva chilena que asistirá a la Feria del Libro de Bolonia 2024. En el centro están Andrea Mahnke, la ministra Carolina Arredondo y Paloma Valdivia.

Comentarios.

Suscríbete
Recibir notificaciones de
0 Comentarios
Ver todos los comentarios

Sigamos en contacto

Sitio diseñado con por Mariano Xerez